Cómo reducir el porcentaje de rebote en Analytics

Cuando empezamos a familiarizarnos con el análisis de los datos que arrojan las estadísticas de nuestra página web, uno de los principales conceptos que cobra importancia es la tasa o porcentaje de rebote, y por supuesto nuestro objetivo debe ser reducirla todo lo que podamos.

Porcentaje de Rebote

¿Qué es el porcentaje de rebote?

Efectivamente resulta uno de los datos mas interesantes que podemos encontrar al consultar las estadísticas de nuestra web ya que nos va a indicar el interés que muestran los usuarios hacia nuestro sitio web y por lo tanto de alguna manera nos indicará el nivel de calidad que tiene nuestra web, o incluso cada una de las páginas de nuestra web. Dicho de otra forma mide la tasa de abandono de los usuarios que entran a nuestra web.

Dicho esto podemos medir el porcentaje de rebote de dos maneras;

  1. El porcentaje de visitas que solo vieron una página de nuestra web.
  2. El porcentaje de usuarios que accedieron a nuestra web y al cabo de pocos segundos se marcharon.

En cualquiera de los dos casos, comprendemos de donde viene el denominar a esta tasa “rebote”. Una de las herramientas más utilizada para medir las estadísticas de nuestra web es Google Analytics, esta herramienta mide el porcentaje de rebote como el resultado de dividir el numero de visitas que han entrado a una sola página, entre el total de visitas que recibió nuestro sitio web en el período de tiempo a estudiar, como veis en este caso no se tiene en cuenta el tiempo que pasó el usuario en la página.

No siempre una tasa de rebote elevada refleja que algo no está funcionando bien.

Pero, ¿es realmente esta la mejor forma de medirlo? Con la tasa de rebote realmente queremos llegar a saber si el usuario que llegó a nuestra web, estaba buscando lo que encontró y si además, lo que encontró fue lo suficientemente interesante como para quedarse a leerlo o estudiarlo con detenimiento. Por lo tanto, es difícil estimar y es cuestión de opiniones, si un usuario que sólo entró a una de nuestras páginas, pero estuvo varios minutos leyéndola, puede considerarse un rebote o no.

Dicho de otra forma y con un ejemplo, un usuario que accede a un artículo de nuestro blog para resolver una duda, tras encontrarla cierra la página. Realmente esto contaría como una tasa de rebote del 100% sin embargo, la experiencia real fue positiva, pero el visitante no necesitaba nada mas que esa información.

Para los que no estéis conformes con el estándar de Google, existe una forma de adaptar esta variable a nuestro concepto y a las necesidad de nuestra web, y es añadir una pequeña línea de código en Google Analytics, de forma que las visitas que duren mas de X segundos no cuenten como rebote:

setTimeout(‘_gaq.push([‘_trackEvent’, ‘NoBounce’, ‘Over 20 seconds’])’,20000);

Esta línea le dirá a Google Analytics que si un usuario permanece en nuestra web más de 20 segundos, no debe ser contabilizado como tasa de rebote. Podemos cambiar este tiempo simplemente cambiando los dos últimos parámetros. Si queremos que sean, por ejemplo, 40 segundos, un minuto…

No sirve de mucho aumentar el tráfico en nuestro blog, si luego esos usuarios no navegan por nuestra página web.

¿Cómo reducir el porcentaje de rebote en Analytics?

Entonces, ¿cómo conseguir que esos visitantes, que se van tan rápido como han llegado, permanezcan más tiempo en tu sitio web?

  • Básicamente tenemos que ponérselo fácil al visitante, primero con un diseño web sencillo y ordenado, sin excesiva información, y con una literatura correcta que resalte lo principal.
  • Utiliza un hosting de calidad que permita optimizar y reducir los tiempos de carga. Todos sabemos que los internautas tienen poca paciencia.
  • Centra la información en lo que importa, no distraigas al usuario con ventanas emergentes, enlaces patrocinados a otras páginas no relevantes, grandes animaciones y cualquier otra cosa que empobrezca la experiencia del usuario.
  • Y por último, genera contenido de calidad, esto es lo más importante de todo, si lo que cuentas no es interesante, los usuarios se marcharán y posiblemente no volverán.

Como decíamos al principio la tasa de rebote es una métrica esencial para saber que está fallando y que se puede mejorar, quizá nuestros expertos auditores SEO puedan ayudarte a analizar esta información y a darte pautas y claves para conseguir reducir la tasa de rebote y generar interés y fidelidad en tus visitantes.



Compromiso de calidad Digival.es

Compromiso de calidad Digival.es 1ª Empresa Certificada con la Marca Aenor de Buenas Prácticas Comerciales para el Comercio Electrónico.

Compromiso de calidad Digival.es Máxima disponibilidad y mínimas latencias. Servidores en España.

Compromiso de calidad Digival.es Soporte Técnico 24x7x365.

Compromiso de calidad Digival.es Compromiso de calidad Digival.es Garantía de Reembolso.

Compromiso de calidad Digival.es Haciendo internet desde 1997.

© 2017 digival.es - Avisos legales - Condiciones generales - Blog digival.es - Los precios no incluyen el IVA (21%).

Facebook de Digival.es Twitter de Digival.es Google+ de Digival.es RSS de Digival.es

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda al funcionamiento correcto de la página y obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Leer política de cookies

Aceptar